2. Compromiso con las oportunidades


El compromiso con las personas no sólo está relacionado con garantizar la igualdad de las mismas y conseguir que cada mujer y cada hombre pueda desarrollar su vida de forma digna y plena. Además, es también necesario generar y consolidar actividades económicas que permitan la creación de oportunidades, y el Ayuntamiento de Petrer debe ser, junto a empresas, cooperativas y autónomos, un polo dinamizador de esas actividades.

Pero para conseguirlo se requiere de un sentido del bien común, es decir, facilitar un conjunto de condiciones para la vida social que permitan el desarrollo colectivo de la sociedad y la realización personal de todos sus miembros.


2.1. Una economía a favor del bien común

La confianza es el mayor bien social y cultural que conocemos, y es aquello que mantiene unido a una sociedad. Es por ello que, desde Compromís per Petrer, creemos en un modelo económico que incentiva y premia los valores que contribuyen al éxito de las relaciones sociales y ecológicas, que no son otros que la cooperación, la solidaridad y, por supuesto, la confianza.

Este es el modelo de la Economía del Bien Común, basado en una gestión ética de las finanzas y los negocios, donde los beneficios se traducen en más igualdad de oportunidades, más calidad de vida, democracia real y sostenibilidad ambiental.

Queremos hacer de Petrer un municipio a favor del bien común, donde Ayuntamiento y sectores económicos adquieran un firme compromiso ético y ambiental con nuestro entorno y con nuestras personas. Un municipio a favor de un modelo económico que incentiva la cooperación entre empresas, los sectores del conocimiento y la administración pública en la búsqueda de soluciones a la crisis desde el ámbito local.

Pero para ello son precisas las personas que hacen posibles los proyectos, llegan a acuerdos, promueven e impulsan el desarrollo económico local. Una buena gestión, un buen Ayuntamiento, debe ayudar para que estas personas no se queden en el camino.

 


2.2. Redefinir nuestro modelo productivo

Petrer sigue siendo una importante ciudad industrial, donde alrededor de un 45% del empleo que se genera está orientado a este sector. Sin embargo, el deterioro de las condiciones de trabajo en subsectores maduros como el calzado y en otros ámbitos de la economía cuasi- informal, ha generado una pérdida de confianza creciente entre empleados y empleadores, sin que el gobierno local haya actuado como mediador, ni tampoco como dinamizador de una política activa de empleo.

En consecuencia, desde Compromís per Petrer proponemos una nueva forma de entender el éxito de nuestra economía que apueste por:

# Establecer un Foro Económico y Social participado por los agentes sociales y productivos, que sirva como medio de intercambio de conocimiento y buenas prácticas en el ámbito de la proyección económica y social.

# Reorientar el sentido de la ADESP, convirtiéndola en un instrumento útil al servicio de las empresas, cooperativas y autónomos que desean consolidar su trayectoria y de los nuevos proyectos acordes con la economía verde.

# Incentivar a través de bonificaciones a las empresas que apuestan por la Economía del Bien Común, adquieran un compromiso ético con sus trabajadores y sean respetuosas con el medio ambiente.

# Fortalecer los proyectos de economía social y solidaria, potenciando el cooperativismo y asociacionismo con fines recreativos, culturales o económicos.

# Constituir una denominación de origen del calzado con criterios del bien común, impulsando proyectos en I+D+i entre los ayuntamientos del Vinalopó y los centros de investigación.

# Incentivar el comercio local, justo y de proximidad, a partir de una estrategia de urbanismo comercial que integre las principales arterias comerciales (zona centro, El Campet y Las Chimeneas) y los mercados municipales.

# Mancomunar servicios con Elda como son la recogida de residuos, la limpieza viaria, alumbrado, ahorro y eficiencia energética, transporte urbano y movilidad sostenible.


2.3. Apostar por la rentabilidad a través de la conservación del territorio y el paisaje

El proyecto de la Economía del Bien Común se basa además en aquellos proyectos que armonizan la rentabilidad económica con la conservación del territorio. Esto implica no sólo a aquellas actividades que aprovechan directamente los recursos del territorio, como la agricultura y la ganadería, sino también a otros subsectores como la alimentación, la agroindustria, los servicios al medio ambiente o las actividades de recreo, que basan su actividad precisamente en los recursos territoriales y paisajísticos.

Dadas las extraordinarias características territoriales de Petrer, desde Compromís aspiramos a generar una verdadera dinámica económica basada precisamente en la conservación de nuestros paisajes, para lo que proponemos:

# Crear una concejalía y una oficina técnica dedicada a la promoción económica en el medio rural, que ofrezca un servicio de garantía e información sobre ayudas para el desarrollo de proyectos en los campos de Petrer.

# Impulsar, dentro de un proceso voluntario, un sello de garantía de las producciones agropecuarias locales, capaz de formalizar y potenciar muchas de las iniciativas que se están desarrollando en los campos de Petrer, acompañado, además, de medidas para su distribución comercial.

# Elaborar y consensuar un plan de dinamización de l’Horta del l’Almafrà, bajo la figura de Parque Natural Agrario, recuperando este espacio para las actividades productivas y de ocio, buscando el aval técnico y financiero de las políticas agro-ambientales y de conservación de biodiversidad de la UE. Este plan permitiría crear una gran zona verde al sur del núcleo urbano, donde podrán conciliarse las actividades agrícolas y de esparcimiento.

# Fomentar el turismo de naturaleza responsable, que incorpore las nuevas tendencias de ocio activo y deporte en espacios como Caprala, Catí y Rabosa.